retropower

 

Lo reconozco. De tiempo a tiempo, me distraigo de tal forma, que no noto ni que se habla conmigo. Es como estar dormido, aislado del mundo en sueno REM, pero con los ojos bien abiertos y con el cerebro funcionando mas rápidamente sobre la idea que ha desencadenado esa situación.

Esta semana volvió a ocurrirme, mientras que pensaba lo que estaba pasando en el mundo de los móviles y de los tablets, donde con una frecuencia ya por debajo del ano, se van poniendo equipos mas potentes y mas completos, capaces de teoricamente poder ejecutar juegos cada vez mas complejos y potentes.

Las ideas fueran descorriendo por si mismas de una forma muy fluida y encadenadas en un raciocinio no demasiado complicado (no llego a tanto :) ).

Si tenemos mas hardware, teóricamente tendremos también juegos mas potentes. Pero si la memoria no me falla, la mayor de los videojuegos que están hoy en las stores , llevan ya algún tiempo en la misma, dado que hay que rentabilizar las descargas o el modelo freemium para poder recuperar los costes de desarrollo del proprio videojuego, haciendo que estos  se mantengan estables del punto de vista de la utilización de las capacidades de los dispositivos móviles,  manteniendo su proprio ciclo de evolución, o su propria ley de Moore, mucho menor que la ley de Moore asociado a la tecnología de los chips.

Creo que no podría ser de otra forma, porque una evolución  de capacidad tan acentuada, de ser seguida por los videojuegos, resultaría en unos contenido tan complejos y tan grandes, que solo los actuales 15-20 actores que están consiguiendo sacar una rentabilidad adecuada del segmento de juego móviles podrían desarrollarlos. La gran mayoría de las empresas desarrolladoras no podrían acompañar, del punto de vista de contenidos, este aumento tan brutal de potencia que han sufrido estos dispositivos.

La cuestión, es entonces, si esta justificado un cambio tan frecuente  de  nuevos modelos? Merece la pena actualizar el hardware de forma tan frecuente mas allá de razones puramente estéticas y de ego (tener siempre los últimos modelos).

Personalmente creo que no, los desarrolladores no están precisamente buscando como aprovechar el aumento de capacidades técnicas, si no mas bien como poder concentrarse en hacer juegos mas divertidos de jugarse utilizando el mínimo de recursos posibles y la mínima inversión posible, para de esta forma poder reducir los riesgos asociados con la grande volatilidad en las tiendas digitales móviles ( Una de las razones por las cuales los juegos 2D o de corte retro están teniendo una nueva edad de oro en estas plataformas, y en hilo de este éxito volviendo a encontrar el camino del reconocimiento publico ).

Las barreras de entrada a la industria han dejado de ser tecnológicas y han pasado a ser de conocimiento de la industria, y sobre todo de capacidad de dar a conocer su aplicación dentro de un ecosistema tan vasto y tan cambiante como es el móvil, razón por la cual es mejor contener la dimensión de los contenidos de tal forma a que se pueda explorarlo y ver la mejor forma de sobrevivir en ello. Los proprios freemiums tienen su gancho para los desarrolladores en el argumento de que permite hacer juegos inicialmente mas pequeños que se pueden expandir si el juego es exitoso.

Cuanto tiempo, llevaran los consumidores a aburrirse de ver su ultimo modelo de teléfono obsoleto a los 4 meses porque ya se anuncio el próximo modelo? O en entender precisamente que mismo que el hardware cambie y evolucione, los contenidos han dejado de moverse a la misma velocidad, y que como tal no  se va a poder notar la diferencia de utilizar un dispositivo mas caro y mas potente, reduciendo de esta forma su ciclo de compra a algo entorno a los 24 meses?

Unas preguntas interesantes sobre las que me gustaría oír un poco vuestra opinión también. Que pensáis?

Deja una Respuesta